Nuestra empresa

.

¿Quiénes somos?

Ingenieros franceses titulados del famoso instituto superior SUPELEC fundaron en 2006 la empresa CASS. Uno de ellos, Roland Despinoy, la encabezó desde el principio y en la fecha de hoy, sigue siendo su director. CASS apostó en El Salvador (América Central) para establecer una nueva plaza fuerte del desarrollo informático, cuyas tarifas y programadores se vuelven cada año más atractivos. CASS genera ingresos mayoritariamente a la exportación (Europa y Estados Unidos) y posee dos sucursales en Francia. CASS es una empresa dinámica, siempre buscando nuevos talentos. De hecho, consta una planilla de programadores que se va incrementando a un ritmo promedio de 18% cada año. Su crecimiento regular y sólida refuerza cada año su posición insoslayable en el sector de los servicios informáticos en El Salvador.
foto equipo

¿Qué hacemos?

CASS se dedica a dos actividades informáticas:

  • La subcontratación de servicios informáticos: ya posee grandes experiencias de desarrollo en los campos del software y de Internet. Desde el outsourcing hasta el hosting de datos pasando por los servicios web, CASS se caracteriza por la alta especialización de los productos y servicios propone al mercado.
  • La especialización en sistemas de salud: CASS diseña y comercializa sistemas médicos y administrativos de gestión hospitales y clínicas (Doctor Smart – Clínica Virtual). Desarrolla también servicios gratuitos dirigidos al paciente y al doctor: un expediente único en línea donde se centralizan todos los datos médicos (Mi Expediente) y directorios médicos (Go Doctor). Por fin, comercializamos un sistema francés de gestión de la información para laboratorios de nuestro socio Infologic-Sante.
.

¿Cómo trabajamos?

CASS trabaja según la metodología CMMI (nivel 3) a lo largo de su ciclo de proyecto a fin de asegurar un estándar de calidad alta. En este sentido, CASS evalúa, documenta, mide y corrige de manera continua sus procesos informáticos. Dicha madurez a nivel del desarrollo, de la puesta en producción y de las pruebas iterativas nos confiere una alta fiabilidad respecto a nuestros clientes: cumplimos con el pliego de condiciones y entregamos a tiempo. Así CASS no solo proporciona desarrollo informático pero también asesoría a nivel funcional y técnico para ayudar el cliente a precisar a qué resultado él quiere llegar y como desea proceder para llegar a este resultado. Según las expectativas del cliente, CASS brinda también una prestación de mantenimiento evolutivo a fin de mejorar las funcionalidades de una aplicación o agregar nuevas.Su ubicación privilegiada en América Central y nuestro personal capacitado le convierte en una alternativa interesante en el mercado del desarrollo informático mundial. Ya cuenta con prestigiosos clientes y un registro de éxitos comprobables. A nivel institucional, CASS es miembro activo de la Cámara Salvadoreña de Tecnologías de Información y Comunicaciones (CasaTIC) y de las Cámaras Franco-Salvadoreña y Franco-Hondureña de Comercio e Industria.
.

Social

Central American Software Services se dedica a contribuir a una mejor integración en el mercado laboral para los jóvenes y las mujeres.
Por ello, participa al programa “Progra+” para la integración de las mujeres al mundo del desarrollo informático. De esa forma, se van a alcanzar varios objetivos de integración social:

  • un mejor acceso a la educación para las mujeres del país
  • más alternativas laborales para las mujeres del país
  • igualdad de salarios entre hombres y mujeres
  • especialización del país en el sector del desarrollo informático, que le permite ser más competitivo en la escena mundial.

Tenemos a veinte mujeres actualmente recibiendo cursos de programación, de gestión de proyectos y de arquitectura de software en nuestra empresa. Las clases se dan bajo varias formas:

  • cursos de teoría
  • trabajos individuales
  • trabajos en grupo
  • “pair-programming” con nuestros programadores de nivel “senior”, para que aprendan de forma instantánea las técnicas para programar de forma limpia y optimizada.

Al trabajar con nosotros, nuestros clientes contribuyen a ese proyecto de forma directa.